top of page
Blog: Blog2
  • Foto del escritorKat Buendia

ūüďĖUna aproximaci√≥n cient√≠fica a la espiritualidad, el chamanismo y la parapsicolog√≠a.



¬ŅQui√©n fue el Dr. Jacobo Grinberg-Zylberbaum?.

Pionero mexicano de la neuroespiritualidad, el neuroshamanismo y la neuroparapsicología.

Hace casi 30 a√Īos el Dr. Jacobo Grinberg-Zylberbaum comenz√≥ un legado de m√°s de 40 libros escritos, producto de a√Īos de investigaci√≥n con el objeto de complementar la visi√≥n sobre la misteriosa relaci√≥n entre la mente y la materia, a trav√©s de los procesos cerebrales, que en la actualidad es un tema a cargo de las neurociencias.


El entonces profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México estaba en contacto con tecnologías electrofisiológicas de punta gracias a su colaboración con los Brain Research Laboratories de la Universidad de Nueva York, donde en esos tiempos se inventaba la neurometría y la neurociencia computacional, generando un clima de ecologías y cosmovisiones integradas con E. Roy John, Eric Schwartz, Pedro Valdés, Thalia Harmony, Leslie Prichep y, en ocasiones, Karl Pribram. Incluso, nuestro autor, desaparecido tan misteriosamente, estableció vínculos con las hipótesis de la mente holográfica de Pribram, empleando modelos de la física como la paradoja de Einstein-Podolsky-Rosen, con un lenguaje que intuyó los avances tecnológicos de la computación cuántica que sucederían mucho tiempo después.


Adem√°s, cabe mencionar que Jacobo era parte integral de la red de investigadores en neurociencias de M√©xico, vinculado a grandes maestros como Alberto Guevara Rojas y Hector Brust Carmona. Asimismo, realiz√≥ publicaciones con sus compa√Īeros Javier √Ālvarez Leefmans y Roberto Prado Alcal√°, y fue el miembro m√°s imaginativo de Cognia, el grupo pionero de la ciencia cognitiva en nuestro pa√≠s, encabezado por Jos√© Luis D√≠az, Enrique Villanueva y Lourdes Valdivia, tambi√©n de la UNAM.


La investigaci√≥n del maestro Jacobo no se encuentra √ļnicamente avalada por las intachables credenciales acad√©micas como el reconocido neurofisi√≥logo que fue, sino tambi√©n por su amplio recorrido en la pr√°ctica y cultivo de diversas disciplinas de la mente, misticismo y espiritualidad, desde v√≠as orientales de liberaci√≥n como el yoga hind√ļ y el budismo tibetano, hasta la kabbalah y el lado m√°s esot√©rico de cristianismo, sin olvidar su amplio bagaje en el estudio de la psicolog√≠a aut√≥ctona mexicana a trav√©s de sus famosas investigaciones con maestros chamanes. A√Īos despu√©s de la elaboraci√≥n de este trabajo, James Austen publicar√≠a Zen and the Brain, libro que el buen Jacobo seguramente habr√≠a atesorado.



Tambi√©n vale se√Īalar su trabajo anticipado en el √°rea del neuroshamanismo, ahora trabajada y difundida por Michael Winkelman.


Jacobo Grinberg, en su infinita curiosidad, se atrevió a relacionar las ideas científicas de la modernidad con el pensamiento espiritual, erótico y mágico de las técnicas arcaicas, del hinduismo, budismo y de pensadores neoplatónicos renacentistas como Giordano Bruno y el médico Paracelso.

Hoy en d√≠a comienzan a publicarse art√≠culos relacionados con los temas que le interesaban al maestro Jacobo, como las cuatro dimensiones espaciales de la actividad cerebral, de Arturo Tozzi, plantean que, adem√°s del tiempo astron√≥mico, los sistemas biol√≥gicos poseen una segunda dimensi√≥n temporal, ‚Äúel tiempo compactado de los ritmos biol√≥gicos‚ÄĚ.



La tesis fundamental que el Dr. Jacobo planteó es que el espacio puede alterar su organización y que el cerebro es el mecanismo que produce esta alteración de forma destacada y muy compleja.

El campo neuronal es esa alteración que se manifiesta en forma de realidad perceptual. El espacio es una manifestación de la conciencia y cualquiera de sus modificaciones suponen la alteración de esa misma conciencia que lo llena todo. La organización fundamental del espacio es un entramado antes de que se produzcan las distorsiones. Una partícula elemental es una distorsión también elemental de ese entramado. En pocas palabras, somos capaces de alterar nuestra realidad misma desde la interacción de las neuronas con el campo cuántico.


¬°Con gusto esperamos tus comentarios! ūüôŹ


21 visualizaciones0 comentarios
bottom of page